Hechizo para trabajo

Un-hechizoEl trabajo es el eslabón que nos conecta con el resto de la sociedad. Las exigencias que impone o las penurias que origina su falta señalan esta dependencia. El tiempo que se dedica a la actividad de desarrollar una profesión o de tener la oportunidad de emplearse es mucho.

Lo mejor de nuestras capacidades se deben mostrar como un producto en un mercado competitivo. Miles de factores intervienen para encontrar un resultado que dé satisfacción a las legítimas esperanzas.

Los hechizos nos aportan un refuerzo en los planos más sutiles del mundo y en la psicología del comportamiento diario. Son como un complemento alimenticio que  compensa alguna carencia. No es necesario el empleo de medios extraordinarios.

Simplemente hay que darles un sentido en el ecosistema de las energías espirituales que nos gobiernan. Este es el hechizo que quiero dedicar a todas mis seguidoras que emplean un esfuerzo constante por  sacar adelante un proyecto de vida o una familia. Son ellas las que le darán el uso más positivo para todos.

 

Empezamos el hechizo

 

Encima de un paño rojo (también sirve un papel del mismo color) echamos una cucharada sopera de granos de arroz. Sobre el arroz extendemos la palma de la mano sin tocar nada a unos cinco centímetros. Nos concentramos unos segundos y visualizamos símbolos de fortuna o riqueza como dinero o joyas. Imaginamos que las concentramos en un solo punto que situamos en el espacio sobre nuestra mano. Después imaginamos que el arroz y el punto se concentran en un único lugar del espacio y sobre él cerramos la mano.

El poder de un hechizo depende en gran medida del las energías espirituales concentradas en la persona que lo realiza. Cada persona por el hecho de estar viva tiene una cantidad pero no la misma para todos. La consciencia con la que desarrollamos los actos de nuestra vida es la mejor vía para incrementar esta capacidad.

Es en el fondo la concreción de la ley de la vida, la energía se acrecienta cuando se sintoniza con los canales del Espíritu Universal que la vierte sobre la creación. Aprovecharla con sabiduría es primera misión en la vida.

Conjuros para el trabajo

libros de hechizosLas palabras son recipientes donde se concreta la vida emocional y psicológica. En ellas aparecen las tensiones de la vida diaria y con ellas se puede curar las enfermedades que se instalan en el espíritu.

Los conjuros para el trabajo llevan este poder al terreno donde empleamos la mayor parte de nuestras energías. La complejidad del mundo moderno no debe ocultar la vinculación básica que mantenemos con lo más esencial de la naturaleza.

La presencia del espíritu en cada acción puede canalizarse por palabras. Si operamos con estos materiales conociendo sus leyes estamos interviniendo en todos los planos de la realidad. Desde el movimiento de los astros al metabolismo de cada una de nuestras células. Un poder infinito que manejaremos a nuestra voluntad.

Los conjuros para el trabajo concentran este conocimiento en las relaciones más complejas después de las emocionales. Una entrevista laboral, una gestión problemática en una tarea encomendada, una relación tensa con un compañero o un superior, en todos estos casos se puede emplear un conjuro para el trabajo.

Son pequeñas piezas de lenguaje que operan en los planos superiores de la realidad. Donde la cáscara de la apariencia desaparece bajo el peso de su valor esencial. El que le da la misión para la que ha sido creado y que se conecta con todo lo que existe.

Somos energía que necesita encontrar puntos de equilibrio sobre los que apoyarnos. El refuerzo que dan unas sencillas frases llenas de un profundo significado.

Son la expresión del alma encontrando medicina en la sabiduría acumulada desde hace siglos. Una cura eficaz y urgente para cada mal que nuble una esperanza.

Hemos venido al mundo con una mochila llena de remedios para soportar sus dificultades. Solamente hay que encontrar la paz para encontrarlas y saber darles el mejor uso.

Los conjuros para el trabajo también están en ella.

Rituales para tener suerte

mielritualTodas las acciones que componen el puzzle de la vida se engendran en una proyección del pensamiento. El pensamiento es así el manantial de nuestro destino. Donde nace el bien y el mal, y donde hay que empezar a poner remedio cuando el camino se tuerce. También si encontramos obstáculos o dificultades es la atalaya más elevada donde recomponer el mapa de la vida.

Los rituales para tener suerte cumplen una misión de armarnos frente a las incertidumbres de la vida. La infinita variedad de sus formas obedecen a la cultura, creencias y valores de cada momento. En todos los tiempos aparecen manifestaciones de esta forma de modificar el destino. Están inscritos en nuestra naturaleza más profunda y aunque no recibiéramos instrucción ninguna volveríamos a recrear su precisa operativa.

La historia de los rituales para tener suerte

 

En la cuna de la civilización occidental los romanos no hacían nada sin consultar oráculos y sin realizar complejas ceremonias para atraer la suerte. Y ellos no habían inventado nada, todo ya era utilizado por pueblos anteriores con los mismos fines.

El sinsentido del azar, que amenaza los eventos claves de la vida, puede estar controlado por un sencillo ritual. Es una forma de concentrar la atención y esta simple acción natural ya supone un beneficio medible objetivamente.

Los rituales para tener suerte atan desde el primer paso de cada uno de nuestros movimientos al camino correcto. El misterio que los envuelve se debe a la acción que ejercen en totalidad de todo lo que existe. Pero su sentido profundo se comprende con una sencilla asociación con procesos que vemos todos los días en el mundo real.

El equilibrio psicológico y disponer de tiempo para ordenar la propia vida son los requisitos mínimos para llenar de significados el más mínimo de los detalles. Los elementos empleados son objetos que simbolicen la fortuna que se busca. El manejo de los mismos en el ritual representa el poder que ejercemos sobre las energías primordiales. Las que nos dan la vida y nos conectan con la trama última de todo lo que existe.

Ritual para atraer a una persona

img14Las personas se sienten atraídas por otras sin que esas preferencias puedan ser interpretadas al cien por cien. Siempre hay un lado misterioso en los lazos que se establecen entre los seres humanos. Es como si se descubriera una canalización oculta a través de la cual circulan los mensajes en el diálogo del amor.

Muchas veces se descubre que una relación satisfactoria y prolongada en el tiempo tuvo un inicio problemático y dubitativo. Como si lo más difícil resultara arrancar con ella y no, en cambio, el implacable avance del tiempo. El mismo que sabe convertir cualquier cosa en penosa rutina.

En estos casos un ritual de amor a tiempo puede facilitar la evolución más rápida de los acontecimientos.

 

¿Cómo hacer el ritual?

Para este ritual necesitamos una vela roja, un vaso de base ancha y de cristal transparente, un paño blanco y un cuarto de litro de agua de rosas. Situamos la vela roja en la parte central de una mesa delante extendemos el paño blanco (fibra natural de lino o algodón) sobre ella situamos el vaso con el agua de rosas.

Después procedemos a encender la vela y sobre un pequeño fragmento de papel de contornos irregulares escribimos en tinta negra los nombres de las dos personas que queremos unir. Sin doblar el papel se sube a la llama para que se queme, dejamos que caiga la ceniza del papel sobre el agua de rosas y removemos ligeramente con el dedo índice. Se deja consumir la vela y cuando haya terminado se puede dar por finalizado el rito.

El amor es la emoción humana más compleja que tiene capacidad para motivar y dar sentido a la totalidad de una vida. Esta importancia lleva asociada como consecuencia inmediata que hay que manejar con mucho cuidado las interferencias y cosas que la afecten.

El sentido ético de la magia blanca es el fundamento sobre la que hay que sustentar las actividades que con ella se realicen. Hacerlo de otra forma es desvirtuar su sentido profundo e impedir sus mejores resultados.

Como atraer a la persona amada

amor-a-tu-vidaEn el complejo mundo de los sentimientos nada causa más inseguridad que la desconfianza en las posibilidades de ser correspondidos en el amor. Es una fuerza oscura que va minando el carácter y transforma negativamente a la persona. El sentimiento de posesión sin control puede ser un obstáculo grave para vivir el amor en armonía.

Por otra parte, aún libres de este defecto, en los primeros momentos de una pareja a veces es necesario un pequeño impulso. Se trata de mover la parte menos dinámica, la que más teme un compromiso.

Desde los tiempos más antiguos se han creado fórmulas mágicas para llevar a esa persona amada al terreno que hace posible una relación sentimental. El uso de estos conocimientos en los casos que hemos citado en primer lugar, de obsesión posesiva, hace perder gran parte de su eficacia.  En la magia el sentido ético con que se construye un hechizo cuenta mucho en los resultados pudiendo ser incluso determinante.

En la mayoría de los métodos usados de cómo atraer a la persona amada se parte de una prenda o posesión de esa persona. Si bien para algunos casos especiales puede ser útil es quizás un recurso que difícil de alcanzar en muchos casos y es fácilmente sustituible.

Nada es más propio de una persona que su propio nombre y si está escrito de su puño y letra aún mejor. En un papel blanco, con un bolígrafo de tinta negra se le pide al depositario de nuestras esperanzas amorosas que escriba su nombre de pila. Puede ser una firma pero no basta con el nombre. Nosotras tenemos que añadir el dibujo del signo astrológico.

El momento de hacer el hechizo es importante, debe elegirse una fecha astrológicamente generosa. Es decir cuando sobreabunde en su signo la cualidad que deseamos aprovechar. En sus momentos más pletóricos para darse a los demás en definitiva. Ese papel es enrollado posteriormente y sujeto con un lazo color rojo.

Frente a una vela de color rojo situaremos ese rollo de papel. Lo encenderemos siete días seguidos después de la puesta de sol.

Así habremos generado una energía que ayudará para alcanzar el fin que perseguimos e iniciar una relación sentimental plena.

Conjuros para la buena suerte

hechizos-conjurosDecían los romanos que la fortuna acompañaba a los audaces y da la espalda a los tímidos (audaces fortuna iuvat timidosque repellit). Lo cierto es que en la vida se dan una gran diversidad de situaciones que parecen indicar que dependemos del puro azar. La imagen más exacta de ver así las cosas es una ruleta del casino. Seríamos una bola saltando de casilla en casilla hasta quedar depositados en una cualquiera por suerte.

La realidad siempre supera nuestras cuentas. Sobre cualquier cosa que podamos imaginar la realidad sube varios niveles de complejidad. En este escenario hablar de conjuros puede parecer pretencioso. Y bien visto es cierto cuando se rompe con el orden natural de las cosas.

Podemos influir con el pensamiento en la realidad en la medida que nuestro pensamiento forma parte de esa realidad. No debemos creernos dotados de poderes especiales. En el conjuro opera la naturaleza en la misma forma que lo hace la floración de un almendro.

La verdadera naturaleza de los conjuros

Los conjuros son expresiones lingüísticas dotadas de un simbolismo que trasciende el significado habitual de las palabras. Forman un conjunto mágico que opera en los planos más sutiles de la realidad y devuelve un resultado más o menos interpretable.

Los deseos, las fuerzas naturales involucradas, la personalidad del solicitante y los aspectos astrológicos son los ejes sobre los que giran. Misteriosamente todo encaja en algún punto que la vidente sabe interpretar para ofrecer al cliente una solución a un problema planteado.

La naturaleza guarda sus secretos en cada una de sus partes. No hay tesoros ocultos, todo está en todo. El conjuro es algo parecido, las palabras sueltas no significan lo mismo que examinadas en su conjunto. Y en cada palabra está la potencia transformadora de que le da el significado profundo del conjuro completo.

La suerte está sujeta con hilos sutiles que podemos localizar y actuar sobre ellos. Por eso los conjuros para la buena suerte son interesantes y son útiles.

Ritual con manzana para finalizar el año

spirit2Los momentos especiales del calendario condensan lo mejor y lo peor de todas las fechas pasadas. Por eso son fechas entrañables y también odiadas porque remueven cosas en el espíritu de la gente. Las prácticas de magia blanca son habituales en estos días señalados por su valor simbólico y astrológico.

El final del año se celebra en la última noche del año (nochevieja). Es la fiesta que en occidente se cierra con una cena un período anual para abrir el siguiente. Cada sociedad tiene asumidos ritos que sirven para exorcizar las energías negativas y atraer a las positivas. Asimismo existen ritos sociales que se superponen a estos. Muchos carecen totalmente de significado o  lo tienen muy limitado. Simplemente son divertimentos para el momento y favorecer un clima familiar festivo.

Un ritual para despedir el año muy especial

Puedo citar aquí un rito muy sencillo que atraerá sobre nosotras la suerte para todo el año. Simplemente necesitamos una manzana. Esta manzana deberemos elegirla nosotros sobre un número elevado de ellas. Por lo menos tantas como cartas del tarot.

Procuraremos que la manzana sea lo más «sana» posible. Debemos partirla con un cuchillo bien afilado pero en sentido en dirección contraria a lo que es habitual, en dirección perpendicular a su eje. De esta forma las dos mitades ofrecerán en su centro una estrella. De la perfección que tenga esa estrella dependerán las cosas buenas y malas durante el año que nuevo que nos espera.

Para atraer la suerte podemos dibujar esa estrella con lápiz sobre una superficie blanca y añadimos el símbolo astrológico de nuestro horóscopo y nuestro nombre. Después el papel ha de arrugarse hasta hacer con el una bolita de papel sobre ella iremos enrollando un hilo rojo hasta formar una bola completamente roja que guardaremos en un sitio cómodo de nuestra habitación dormitorio todo el año.

La energía mágica cargada con el ritual para despedir el año servirá para afrontar las pequeñas o grandes imperfecciones que hayamos visto en nuestra estrella de la suerte. Y solo queda esperar a tener un feliz año.

Magia para la buena suerte

dominalaleydeatraccion3Existe una forma de afrontar la vida que descubre en todos los detalles cotidianos una conexión con la totalidad del universo. Esta visión tan especial es la base sobre la que trabajan todas las tradiciones que existen o han existido para tratar de potenciar la conexión expresada al principio.

La magia para la buena suerte es descubrir la fuente de lo que somos y lo que nos compone. Es el retorno al origen de donde emanan todas las energías que activan el más mínimo atisbo de vida. Es la sabiduría para afrontar los reveses vitales conociendo el sentido que tienen para perfeccionarnos.

Dicho esto, existen pequeñas habilidades que mejoran el día a día. Son trucos que permiten una ligera ventaja sobre quien no las conoce. Siempre operan en quien las realiza y sobre las energías sutiles de la naturaleza. Es una influencia equilibrada y congruente. Si buscamos la solución a un problema económico nos cambiará por dentro para recibir en las mejores condiciones las oportunidades y creará las circunstancias para que éstas se produzcan.

La verdadera naturaleza de la buena suerte

Somos la expresión de un conocimiento acumulado de la materia durante millones de años. La magia descubre las leyes que rigen estos procesos y los aplica en un momento y lugar concreto. El eco que tiene en todo el universo es la respuesta a esta acción. Y el resultado es visto por el profano como magia lo que ha sido una canalización consciente de energía.

La magia para la buena suerte es una filosofía para vivir en sintonía con la naturaleza. El conocimiento del vínculo que nos une a la totalidad de lo que existe es el canal que permite llenarnos de la energía primordial. La que nos beneficia en cada acción que emprendemos y le da sentido. Los dones que la vida ofrece están en su plenitud para quienes conocen de donde vienen y como se alcanzan.

Ritual con incienso

Uno de los componentes más importantes en los rituales de magia blanca en la actualidad es sin duda el incienso, atendiendo sobre todo a su potente aroma y lo que este produce en la persona que está realizando el ritual, ahí radica su gran poder.

El humo creado que asciende en forma de espiral es muy apreciado y tiene muchísimos usos, incluso en la propia religión católica se usa el incienso para purificar los lugares de la misa.

El incienso está compuesto básicamente por una mezcla de resinas y maderas africanas, y desde hace miles de años se ha venido vinculando con la magia blanca, prácticamente se ha convertido en un imprescindible en la mayoría de rituales que se se vienen realizando desde entonces.

Hoy en día, se utiliza el incienso para purificar los lugares donde se van a realizar los rituales e incluso los elementos que van a tomar parte de dicho ritual, también con el fin de mejorar los niveles de energía de dichos lugares, eliminar energías nocivas o perjudiciales y sobre todo, lo que se busca, es crear un ambiente acorde con el tipo de ritual que se va a seguir.

 

Usos del incienso en rituales

 

No solo se usa el incienso para realizar hechizos o rituales de magia blanca, también se usa sobre todo para limpiar de energías impuras un lugar y darle un empujón con buenas energías e incluso muchas personas lo utilizan para aliviar los problemas o causas del insomnio.

También se suele utilizar para prepararse mentalmente y también corporalmente durante una meditación, ayuda mucho a concentrarse y enfocar con mayor claridad, así, se convierte en un gran aliado para ayudarnos a estudiar en los momentos en los que mayor saturación sientes.

Puede que no te guste mucho el olor que desprende el incienso, sobre todo porque te recuerde de alguna manera a una “iglesia”, sin embargo, podrás notar los efectos beneficiosos y purificantes del mismo si consigues soportar dicho olor.

Ritual para la fertilidad femenina

 

No cabe duda que la mayoría de las mujeres pasan por una etapa en la que la llamada de la naturaleza les lleva a tener el deseo de ser madres, una etapa que es vista como un complemento a su vida por muchas mujeres. Pero por otro lado, no todas están preparadas para serlo, a veces, su mismo cuerpo pone trabas para llegar a ese propósito. Para eso existen multitud de rituales para la fertilidad femenina, pasamos a exponer algunos de ellos.

 

Rituales para conseguir facilitar la fertilidad femenina

 

Para el primero necesitarás:

 

  • 12 flores blancas
  • 1 botella de vino blanco
  • 1 florero
  • 1 mantel azul

 

Si deseas quedar embarazada deberás tener la siguiente disposición en la mesa en la que soléis comer en casa. Un mantel con el florero sobre él y las 12 flores blancas continuamente bañadas en agua, importante que nunca quede el florero vacío. En el florero se echará un poco de vino blanco junto con las 12 flores blancas cada semana, y con cada introducción de una flor en el florero, se repetirá “Pronto llegará el niño o la niña a esta casa”. Trata de repetirlo cada semana hasta que llegue la buena noticia.

 

Para este otro ritual necesitarás:

 

  • 1 Granada
  • Miel
  • Papel
  • 1 Plato
  • 30 velas de color azul celeste

 

Corta la granada por la mitad y embadurna cada una de las dos mitades con miel, coloca entre ellas un papel en el que previamente habrás escrito el nombre de la mujer que desea quedar embarazada y junta las dos mitades. Colócalo todo en el plato y junto a él una vela del color azul celeste encendida. Cambia la vela a diario durante los próximos 30 días.

 

Estos sencillos rituales te ayudarán a encontrar el ansiado bebé que deseas llegue a vuestras vidas.

 

Síguelos adecuadamente y no tardarás en ver resultados.