Ritual con incienso

Uno de los componentes más importantes en los rituales de magia blanca en la actualidad es sin duda el incienso, atendiendo sobre todo a su potente aroma y lo que este produce en la persona que está realizando el ritual, ahí radica su gran poder.

El humo creado que asciende en forma de espiral es muy apreciado y tiene muchísimos usos, incluso en la propia religión católica se usa el incienso para purificar los lugares de la misa.

El incienso está compuesto básicamente por una mezcla de resinas y maderas africanas, y desde hace miles de años se ha venido vinculando con la magia blanca, prácticamente se ha convertido en un imprescindible en la mayoría de rituales que se se vienen realizando desde entonces.

Hoy en día, se utiliza el incienso para purificar los lugares donde se van a realizar los rituales e incluso los elementos que van a tomar parte de dicho ritual, también con el fin de mejorar los niveles de energía de dichos lugares, eliminar energías nocivas o perjudiciales y sobre todo, lo que se busca, es crear un ambiente acorde con el tipo de ritual que se va a seguir.

 

Usos del incienso en rituales

 

No solo se usa el incienso para realizar hechizos o rituales de magia blanca, también se usa sobre todo para limpiar de energías impuras un lugar y darle un empujón con buenas energías e incluso muchas personas lo utilizan para aliviar los problemas o causas del insomnio.

También se suele utilizar para prepararse mentalmente y también corporalmente durante una meditación, ayuda mucho a concentrarse y enfocar con mayor claridad, así, se convierte en un gran aliado para ayudarnos a estudiar en los momentos en los que mayor saturación sientes.

Puede que no te guste mucho el olor que desprende el incienso, sobre todo porque te recuerde de alguna manera a una “iglesia”, sin embargo, podrás notar los efectos beneficiosos y purificantes del mismo si consigues soportar dicho olor.

Deja un comentario