Ritual de fertilidad en fin de año

Ritual de fertilidad en fin de año

Uno de los mejores momentos del año para poder mejorar problemas de infertilidad es cuando se acaba. De esta forma podemos llegar a dejar todos los problemas a un lado, renovar nuestra energía y llenarnos de todo tipo de pensamientos positivos que ayudarán a que todo salga bien.

Tengo preparado un ritual de fertilidad en fin de año especial que va a funcionar perfectamente para lograr concebir. Tienes que saber que este método no funcionará si tenemos algún problema físico de infertilidad; solamente aumentará nuestras probabilidades para poder quedarnos embarazadas.

Ritual de fertilidad en fin de año: La copa de la fertilidad

 Materiales necesarios

Necesitaremos algunos materiales que tan solo se venderán en tiendas especializadas de esoterismo, pero la buena noticia es que no nos costarán demasiado.

– Un cuarzo rosa o un topacio en gruto.

– Una copa

– Agua pura

– Una vela de color blanco

– Sahumerio de jazmín

– Miel

 

¿Como crear nuestro amuleto de la fertilidad?

El resultado de este tipo de «ritual de fertilidad en fin de año» es crear un amuleto que nos servirá para atraer bonanza a la hora de intentar concebir.

Cogemos el topacio o el cuarzo y lo lavamos con un chorro de agua (también se puede sumergir en sal gorda para eliminar cualquier energía negativa que pueda llegar a tener). Después tienes que dejar que se seque totalmente al sol.

Una vez esté seco, lo tenemos que introducir en una copa y esta llenarla de agua mineral.

El topacio está implicado en la resolución de problemas derivados de la infertilidad y la unión de las parejas, por lo que va a venir estupendamente para este propósito.

Vamos a crear un pequeño altar: utilizamos una superficie de madera y colocamos la vela blanca en el lado izquierdo; en el lado derecho colocamos el sahumerio de jazmín y en el centro ponemos la copa.

Encendemos la vela y cogemos la copa con ambas manos.

Miramos hacia el cielo y recitamos el siguiente hechizo:

«Cáliz sagrado, continente de lo más valioso, portador de milagros, vuelca tu alto poder sobre mí para que reciba el fruto de la vida en mi seno. Amén”.

Después ponemos ponemos miel en el agua y nos la bebemos. A partir de ese momento, lleva colgado el topacio y conseguirás concebir sin problema.

Deja un comentario